martes, 2 de agosto de 2016

EPITAFIO EN MEMORIA DE UN POLICIA DIGNO



RECOPILACIÓN Y ENVÍO DEL: ARCHIDUQUE

SEÑOR MACRI: LEA Y SI LE QUEDA VERGÜENZA, TÉNGALA, PORQUE UD. TENÍA PRESO A UN HOMBRE SIN PIERNAS. AHORA MURIÓ. Relatos espeluznantes de la prisión.

Epitafio en memoria de un policía digno


Dada la muerte de EDGARDO MASTRANDREA acaecida en el día de ayer, me retrotraigo temporalmente en este sitio, hasta un artículo titulado “LAS MENTIRA AL SERVICIO DE EL RELATO” http://www.prisioneroenargentina.com/#!cak-respuesta-taboada/cmk6 , publicado el día 3 de junio del año 2015 Dentro de su contenido, maldecía y deseaba lo peor a diferentes funcionarios de la “década ganada”, fieles exponentes de la mentira y el odio sin fin. Allí destacaba a la señora ADRIANA TABOADA, gran falsaria sobre las bondades penitenciarias y del buen servicio de salud para nosotros. Hoy estos malos deseos se direccionan también hacia aquellos que avalan lo actuado por ella y otros como ella. Textualmente en uno de sus párrafos, relataba los dantescos finales de algunos prisioneros y también vivencias compartidas con MASTRANDREA:

“SOLO RELATO LO QUE VEO, TOCO Y HUELO"

Mi “vuelo” es muy bajo y solo relato lo que veo, escucho, toco y huelo a mi alrededor, en la intimidad de compartir, cama, comida y baño las 24 horas del día con otros SERES HUMANOS a los que cuando lo necesitan, ayudo, sea quien sea, juntamente con otros seres humanos como yo. Ellos también lo hacen conmigo por supuesto.

Lo que escribo no me lo contaron ni lo vi por televisión. Yo “vuelo” a nivel de un prisionero como DELGADO (ex vigilante, albañil, chofer y vigilador particular), a nivel de un médico de mi Policía, como el que recientemente dejaron fallecer, ALDO CHIACHIETTA, (Pabellón 19) a quien en este pabellón desde el que escribo, conteníamos y cambiábamos cuando en medio de la noche casi ciego por su glaucoma, pedía morir, temblando de frío por acción de los ventiladores que secaban el orín que lo empapaba hasta el cuello. Ni hablar de su cama. ¿Él murió de simulación o de una septicemia, adquirida en su maravilloso Hospital Penitenciario de Ezeiza a donde lo llevaron de sorpresa, el día 31 de diciembre ppdo. al anochecer, cuando nos preparábamos para compartir una mesa?

Así lo hicieron sentir más mal de lo que estaba. Fue una “sutil” represalia por nuestros reclamos escritos dado su estado de salud y el de otro prisionero (Mastrandrea).

¿Qué simulación puede haber en el abogado de mi policía, EDGARDO MASTRANDREA (Pabellón 19) con severos e irreparables daños en su corazón y las 2 piernas amputadas?

Ya relaté cuando en estas Navidades 2014-2015 nos quitábamos la ropa y lo ayudábamos a bañarse, ya que la válvula mezcladora de agua de la ducha, cambiaba repentinamente a temperaturas extremas (sé que días pasados finalmente lo enviaron a la casa).

El Comisario General (R) de la Policía Federal JORGE MUÑOZ (Pabellón 19) de 80 años de edad, que pasa sus días en cama, ¿simula?

La salvajada que hicieron con el fallecido días pasados Comisario Inspector, también de mi Policía ROBERTO BUSTOS a quien retuvieron sufriendo de fuertes dolores por el cáncer que lo devoraba, en su Hospital Penitenciario casi hasta su muerte y luego lo llevaron a un Hospital Público, donde terminó su vida, es simulación? El 7 de abril ppdo. antes de las 6 AM. lo vi por última vez, muy deteriorado, cuando yo ingresaba para prestar declaración por video conferencia. (allí se llevan a cabo las mismas) y a él lo sacaban de “su” Hospital Penitenciario en una silla de ruedas, para inyectarle morfina, escuché sus gritos contenidos, producto del dolor y lo toqué, al apretarle sus manos contraídas, en un pobre intento de animarlo y desearle lo mejor. Esto tampoco me lo contaron, ni lo vi por TV”.

LA MUERTE LLAMA A TU PUERTA

Ayer finalmente la muerte tocó a la puerta de EDGARDO MASTRANDREA, el policía-prisionero sin piernas. Esta fue benigna con él. Murió digna y pacíficamente junto a sus seres queridos. Él, de siempre fue nada más que un honesto, digno y rebelde policía, que nunca se prestó a acto indigno alguno. Yo siendo gran orgullo por haberlo conocido, tratado y también reído en algunos momentos dramáticos de nuestras vidas, que tuvimos que compartir. Nunca pensé que llegaría el día en que a modo de epitafio, tendría que escribir: EDGARDO, descansa en paz. Tu misión está cumplida.

Claudio Kussman

www.prisioneroenargentina.com.ar

COMENTARIO: Si alguien lee esto y no se decide a actuar para que Macri indulte a TODOS los secuestrados políticos, merece mi más caluroso desprecio.

Cosme Beccar Varela

e-mail: correo@labotellaalmar.com

Para contactarse con la administración del blog dirigirse a: movimientoar@yahoo.com.ar Movimiento Acción Restauradora